Mejores vehículos eléctricos para hacer turismo histórico

Durante nuestras vacaciones, la circulación por los centros históricos de grandes ciudades es cada vez más complicada, sobre todo en los meses punteros del verano. Es sabido por todos que trabajar en áreas urbanas con tráfico limitado y regresar a casa después de un día ajetreado puede ser una tarea estresante, especialmente durante las horas punta. Para ello se debe poseer un horario más o menos organizado para evitar largos atascos y tiempos de espera, lo que puede llevar a un enorme desperdicio de tiempo.

Para aquellos que quieren recorrer distancias cortas hasta el centro de la ciudad en un tiempo razonable (caso del turista que busca visitar monumentos antiguos) hay dos problemas principales, tanto por motivos de ocio como de negocios: la elección del medio de transporte y, en el caso del transporte privado, la búsqueda de aparcamiento gratuito. En este último caso, sobre todo si usted decide utilizar su propio coche, la solución ideal parece ser el aparcamiento privado a cambio de pagar su correspondiente tasa de impuestos, pero a menudo las tarifas son abusivas, aprovechándose del turismo.

Es por esto que cuando se trata de elegir una alternativa a tener un coche, el problema se vuelve complicado. El transporte público es el principal atractivo, pero la puntualidad es a menudo un obstáculo en muchas ciudades, y en algunas de ellas ni siquiera está cubierta  la “última milla”, que es el tramo medio del trayecto, que a menudo incluye grandes lugares de trabajo (como oficinas) y de actividades recreativas, pero también zonas peatonales prohibidas para todo tipo de vehículos. Es por eso que durante los últimos años, el uso compartido de automóviles parece estar en auge. Son coches alquilados por un corto período de tiempo, cuyo alquiler se realiza a través de teléfonos inteligentes. Sin embargo, no todas las ciudades cuentan con este servicio.

vehiculos-electricos (1)

¿Qué opciones de desplazamiento existen entonces para recorrer la ciudad?

Cada vez más, se está considerando una solución “mixta” para llegar a nuestros destinos turísticos. Se puede viajar en coche o en transporte público y luego optar por un vehículo eléctrico, que también resuelve el problema de la contaminación ambiental, cada vez más importante para las ciudades. Afortunadamente, el mercado del transporte sin gasolina ha demostrado recientemente ser un producto práctico y fiable para los ciudadanos y turistas, pero sobre todo tiene la ventaja de que por razones medioambientales, prácticamente no hay impuestos para sus consumidores.

Entre todos estos vehículos el más conocido es sin duda el patín eléctrico Segway, por ser el preferido por los grupos de turistas concertados para recorrer los centros históricos. Pero existen muchos otros como la bicicleta eléctrica, el monopatín eléctrico, el hoverboard, monociclo o patín eléctrico. Son todos ellos dispositivos pertenecientes a la categoría de “transportes individuales eléctricos”, que se han generalizado en los últimos años como resultado de la innovación tecnológica, incentivos gubernamentales en algunos países y unas condiciones ambientales específicas que cada vez más requieren de su uso.

Para disfrutar de uno de estos vehículos se deben solicitar en los centros de información turística, mejor con antelación. A menudo su alquiler es barato y permiten un uso por horas, algo esencial en un viaje de ocio. Con una velocidad media de entre 10-15km/h un vehículo eléctrico permite recorrer grandes distancias en un corto periodo de tiempo. Pero no es esta su única ventaja, pues debemos recordar su flexibilidad para entrar en todo tipo de recintos peatonales, e incluso algunos de estos aparatos eléctricos son plegables, lo cual nos soluciona la papeleta por ejemplo a la hora de entrar a un restaurante, cafetería o hostal.

patin-electrico (1)