¡Nos vamos de turismo a la capital!

Siempre os proponemos complementos para viajar, ferias de viajes, destinos familiares e individuales y  viajes de ensueño en lugares a los que no se puede llegar en coche o transporte público. Seguro que has hecho multitud de expediciones y te conoces con los ojos cerrados capitales como Londres, París, Berlín, Viena, Amsterdam, Atenas o Lisboa. Pero… ¿conoces Madrid?

Ciudad cuyos habitantes son conocidos como gatos y gatas, no porque arañen sino por su habilidad a la hora de asaltar una fortaleza enemiga cuando se vieron en la tesitura hace muchos siglos y la gente los confundió con estos animales domésticos.

Sin desviarnos de tema, son miles los rincones, museos, teatros, palacios, calles y restaurantes por los que puedes pasar, quedándote prendado con la estética, belleza y simpatía de sus lugares y gente.

Cita obligada es empaparte de la cultura que esconden sus museos: el Museo del Prado, el Reina Sofía, el Thyssen, el Sorrolla o el de América. Un paseo por cualquiera de sus palacios y monasterios es una opción relajante, por no decir que es un auténtico regalo para la vista: Monasterio de las Descalzas Reales, Palacio de El Pardo o el mismísimo Palacio Real. Si por algo se caracteriza también es por sus innumerables obras de teatro, espectáculos y musicales por ver: Teatro Nuevo Apolo, Reina Victoria, Bellas Artes, Calderón, La Latina o Alcázar. Y si te gusta el futbol, no vas a tener una ocasión mejor para visitar el Estadio Santiago Bernabéu, donde poder ver, de primera mano, el terreno de juego donde muchos jugadores se dejan “la vida” en él.

Si quieres moverte por toda la capital, no te faltan alternativas si no te quieres llevar tu coche, que siempre supone un incordio para poder aparcar en pleno centro sin tener que dejar el bolsillo pelado. Trenes, metro, autobuses, taxis, bicicletas y motos, e incluso alquiler de coches y limusinas estarán a tu alcance en cuento pises la zona madrileña.

En lo que respecta a la cultura gastronómica, las tapas es una tradición muy arraigada de la ciudad. Por regla general, cualquier bar o tasca que frecuentes, te pondrá una copa de vino de la zona o una jarrita fresca de cerveza con el acompañamiento ideal: tostas, pinchos, cazuelas y las famosas croquetas de bacalao, uno de los manjares más típicos de la capital. Los bares más conocidos que ofertan una amplia variedad de sabores y distinguidas tapas son La Ardosa, Casa Labra, Melos o La Dolores, entre otros muchos.

Y no puedes irte sin visitar la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, el Parque del Retiro, el Banco de España, la Puerta de Alcalá, o visitar Aranjuez y Alcalá de Henares que en tren se llega en 20 minutos desde el centro.

La ciudad regala cultura, gastronomía, historia, ocio y mucha diversión. Por tantas razones no puedes dejar de visitar Madrid siempre que puedas y más con las la guía rápida que te hemos preparado.

Realiza la Ruta de la Brujería por tierras navarras

Mitos, leyendas y miles de cuentos son los que se han transmitido de generación en generación sobre el origen de las cuevas de Zugarramurri, en Navarra.

Tierra de tradiciones arraigadas y escondedora de un misterio que recoge a propios y extraños en un halo mágico en el que incluso los agnósticos se sienten envueltos en él, os presentamos esta obra de la naturaleza, que no podeis dejar de conocer.

Una ruta a través de la geografía navarra en donde además de poder sentiros como en un cuento de hadas entre el impresionante paisaje, podréis disfrutar de los buenos vinos y platos que gozan de denominación de origen.

Situadas en el Pirineo occidental, una vez pasado el valle de Baztán, muy cerca de Francia, están estas cuevas. Conocido como el pueblo de las brujas, en el que el misterio y la fantasía son los protagonistas del ambiente, es el lugar que alberga este tesoro natural.

La cueva tiene unas dimensiones aproximadas de 400 metros y se pueden visitar hasta el que cae el día. No existen estalactitas ni estalagmitas, ni tan siquiera su atractivo existe porque haya maravillosas pinturas rupestres, lo que llama la atención de este sitio es un halo mágico que las rodea por haber sido hasta el siglo XVII un lugar en el que se llevaban a cabo akelarres, reuniones paganas, danzas en torno a hogueras y orgías a la bajo la luna.

Situadas junto al arroyo Olabidea, que nace del infierno, según la leyenda, era el lugar escogido para hacer reuniones en donde se invocaba a Satán. Más de cuarenta personas fueron acusadas de realizar pócimas y hechizos y el inquisidor Valle -Alvarado los juzgó haciendo que sus cuerpos fuesen quemados en la entrada de la cueva. Hoy , podemos conocer los nombres de los brujos, gracias a una placa que se encuentra en la entrada de la misma.

Todos los 18 de Agosto, cuando finalizan las fiestas patronales esta historia se conmemora celebrando el tradicional zikiro jate, que es una gran comida a la que acuden más de 800 personas a saborear un cordero asado en estacas.

Las siguientes cuevas embrujadas son las Cuevas de Urdazubi Urdax y la de Sara, entre senderos infranqueables que antaño fueron los caminos de contrabandistas, son miles las historias que se cuentan entorno a este paisaje.

Sí no te da miedo introducirte en un halo de magia y misterio sin conocer la certeza o no de lo que te cuentan, realiza esta ruta encantada y sé tu mismo quien considere si las brujas estuvieron o no en estos fantásticos lugares.