Mejores vehículos eléctricos para hacer turismo histórico

Durante nuestras vacaciones, la circulación por los centros históricos de grandes ciudades es cada vez más complicada, sobre todo en los meses punteros del verano. Es sabido por todos que trabajar en áreas urbanas con tráfico limitado y regresar a casa después de un día ajetreado puede ser una tarea estresante, especialmente durante las horas punta. Para ello se debe poseer un horario más o menos organizado para evitar largos atascos y tiempos de espera, lo que puede llevar a un enorme desperdicio de tiempo.

Para aquellos que quieren recorrer distancias cortas hasta el centro de la ciudad en un tiempo razonable (caso del turista que busca visitar monumentos antiguos) hay dos problemas principales, tanto por motivos de ocio como de negocios: la elección del medio de transporte y, en el caso del transporte privado, la búsqueda de aparcamiento gratuito. En este último caso, sobre todo si usted decide utilizar su propio coche, la solución ideal parece ser el aparcamiento privado a cambio de pagar su correspondiente tasa de impuestos, pero a menudo las tarifas son abusivas, aprovechándose del turismo.

Es por esto que cuando se trata de elegir una alternativa a tener un coche, el problema se vuelve complicado. El transporte público es el principal atractivo, pero la puntualidad es a menudo un obstáculo en muchas ciudades, y en algunas de ellas ni siquiera está cubierta  la “última milla”, que es el tramo medio del trayecto, que a menudo incluye grandes lugares de trabajo (como oficinas) y de actividades recreativas, pero también zonas peatonales prohibidas para todo tipo de vehículos. Es por eso que durante los últimos años, el uso compartido de automóviles parece estar en auge. Son coches alquilados por un corto período de tiempo, cuyo alquiler se realiza a través de teléfonos inteligentes. Sin embargo, no todas las ciudades cuentan con este servicio.

vehiculos-electricos (1)

¿Qué opciones de desplazamiento existen entonces para recorrer la ciudad?

Cada vez más, se está considerando una solución “mixta” para llegar a nuestros destinos turísticos. Se puede viajar en coche o en transporte público y luego optar por un vehículo eléctrico, que también resuelve el problema de la contaminación ambiental, cada vez más importante para las ciudades. Afortunadamente, el mercado del transporte sin gasolina ha demostrado recientemente ser un producto práctico y fiable para los ciudadanos y turistas, pero sobre todo tiene la ventaja de que por razones medioambientales, prácticamente no hay impuestos para sus consumidores.

Entre todos estos vehículos el más conocido es sin duda el patín eléctrico Segway, por ser el preferido por los grupos de turistas concertados para recorrer los centros históricos. Pero existen muchos otros como la bicicleta eléctrica, el monopatín eléctrico, el hoverboard, monociclo o patín eléctrico. Son todos ellos dispositivos pertenecientes a la categoría de “transportes individuales eléctricos”, que se han generalizado en los últimos años como resultado de la innovación tecnológica, incentivos gubernamentales en algunos países y unas condiciones ambientales específicas que cada vez más requieren de su uso.

Para disfrutar de uno de estos vehículos se deben solicitar en los centros de información turística, mejor con antelación. A menudo su alquiler es barato y permiten un uso por horas, algo esencial en un viaje de ocio. Con una velocidad media de entre 10-15km/h un vehículo eléctrico permite recorrer grandes distancias en un corto periodo de tiempo. Pero no es esta su única ventaja, pues debemos recordar su flexibilidad para entrar en todo tipo de recintos peatonales, e incluso algunos de estos aparatos eléctricos son plegables, lo cual nos soluciona la papeleta por ejemplo a la hora de entrar a un restaurante, cafetería o hostal.

patin-electrico (1)

Viajes a medida por Europa

Los viajes a medida por Europa son una buena opción para los viajeros cansados de transitar por los circuitos turísticos tradicionales. Europa tiene 2 caras: una la conocida, la de los destinos masificados; y otra, la menos conocida, la de aquellos lugares con encanto que pocas veces son visitados por las masas de turistas, razón por la que en parte mantienen su encanto único. Con senderismoeuropa.com podrás conocer esa otra Europa poco conocida organizando tu viaje a medida por Europa.

Europa cuenta con innumerables destinos que podrán satisfacer los gustos de todo tipo de viajeros. Pese a ser un continente con una extensión pequeña, similar a la de algunos países como EEUU o más pequeña que algunos países como Rusia, Europa cuenta con una riqueza incomparable de paisajes, climas, culturas y posibilidades. Islandia, tierra de hielo y fuego. Los países nórdicos, con sus paisajes fríos de gran belleza, sus glaciares… Los espesos bosques de coníferas de la taiga que dominan los países Finlandia, Suecia y Noruega: con sus fiordos, hogar de mitos como Santa Claus, la impresionante aurora boreal. Los Paises Bajos y sus ciudades repletas de canales, con una arquitectura mediaval única, y una sociedad muy desarrollada donde experimentar un nuevo concepto de libertad. Dinamarca, el norte de Alemania y el peculiar enclave ruso de Kaliningrado en plena Unión Europea.

Alemania, un lugar donde la historia del mundo supura por las esquinas de todas sus ciudades; donde la historia de Europa de los últimos 60 años cobra un sentido especial. Sus monumentos, sus grandezas y sus miserias; con los restos del muro de Berlín erigiéndose como testigo de momentos más amargos. Junto con los espesos bosques de Selva Negra donde deleitarnos con las leyendas de los Uros.

Europa del este, con Rumanía, Bulgaria y Ucrania como testigos de un pasado glorioso y ahora en decadencia; donde la belleza de sus bosques y montañas, de una naturaleza viva y sin explotar contrasta con la decadencia dulce de sus ciudades de la era soviética.

Más al sur, la cuna de la civilización Europea: Grecia con sus monumentos y sus leyendas de dioses mitológicos.

Francia, cuna de los valores universales de democracia e igualdad; con París, ciudad de la luz recorrida por el río Sena, salpicado de puentes de oro, y la Torre Eiffel como vigilante perpetuo de la metropolis.

Al sur: el sol. España, Italia y Portugal. Italia con Roma a la cabeza; ciudad milenaria donde se levantó el Coliseo Romano, capital del antiguo imperio que unificó por primera vez Europa. Cuna de las lenguas actuales de buena parte de Europa y motor económico del mundo hace más de 2000 años.

España, mezcolanza de culturas y lenguas, historia milenaria, primera civilización de occidente en el sur. Tierra de sol, con la mayor cantidad de horas de luz de Europa, las playas más bellas de Europa; tierra de olivos, de praderas, de montañas, de nieve, de bosques; tierra de encuentro, tierra de acogida y fiesta.

Portugal, hermano de España, país mediterraneo fundido con el atlántico; con Lisboa decadente pero hermosa y Algarve tropical.

Europa es mucho más de lo que podemos recoger en unos pocos párrafos, por lo que si tienes la oportunidad, te animamos a recorrer sus lugares, aquellos comunes y los menos conocidos. Europa puede ser la experiencia de tu vida.

europa (1)

¡Nos vamos de turismo a la capital!

Siempre os proponemos complementos para viajar, ferias de viajes, destinos familiares e individuales y  viajes de ensueño en lugares a los que no se puede llegar en coche o transporte público. Seguro que has hecho multitud de expediciones y te conoces con los ojos cerrados capitales como Londres, París, Berlín, Viena, Amsterdam, Atenas o Lisboa. Pero… ¿conoces Madrid?

Ciudad cuyos habitantes son conocidos como gatos y gatas, no porque arañen sino por su habilidad a la hora de asaltar una fortaleza enemiga cuando se vieron en la tesitura hace muchos siglos y la gente los confundió con estos animales domésticos.

Sin desviarnos de tema, son miles los rincones, museos, teatros, palacios, calles y restaurantes por los que puedes pasar, quedándote prendado con la estética, belleza y simpatía de sus lugares y gente.

Cita obligada es empaparte de la cultura que esconden sus museos: el Museo del Prado, el Reina Sofía, el Thyssen, el Sorrolla o el de América. Un paseo por cualquiera de sus palacios y monasterios es una opción relajante, por no decir que es un auténtico regalo para la vista: Monasterio de las Descalzas Reales, Palacio de El Pardo o el mismísimo Palacio Real. Si por algo se caracteriza también es por sus innumerables obras de teatro, espectáculos y musicales por ver: Teatro Nuevo Apolo, Reina Victoria, Bellas Artes, Calderón, La Latina o Alcázar. Y si te gusta el futbol, no vas a tener una ocasión mejor para visitar el Estadio Santiago Bernabéu, donde poder ver, de primera mano, el terreno de juego donde muchos jugadores se dejan “la vida” en él.

Si quieres moverte por toda la capital, no te faltan alternativas si no te quieres llevar tu coche, que siempre supone un incordio para poder aparcar en pleno centro sin tener que dejar el bolsillo pelado. Trenes, metro, autobuses, taxis, bicicletas y motos, e incluso alquiler de coches y limusinas estarán a tu alcance en cuento pises la zona madrileña.

En lo que respecta a la cultura gastronómica, las tapas es una tradición muy arraigada de la ciudad. Por regla general, cualquier bar o tasca que frecuentes, te pondrá una copa de vino de la zona o una jarrita fresca de cerveza con el acompañamiento ideal: tostas, pinchos, cazuelas y las famosas croquetas de bacalao, uno de los manjares más típicos de la capital. Los bares más conocidos que ofertan una amplia variedad de sabores y distinguidas tapas son La Ardosa, Casa Labra, Melos o La Dolores, entre otros muchos.

Y no puedes irte sin visitar la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, el Parque del Retiro, el Banco de España, la Puerta de Alcalá, o visitar Aranjuez y Alcalá de Henares que en tren se llega en 20 minutos desde el centro.

La ciudad regala cultura, gastronomía, historia, ocio y mucha diversión. Por tantas razones no puedes dejar de visitar Madrid siempre que puedas y más con las la guía rápida que te hemos preparado.

Realiza la Ruta de la Brujería por tierras navarras

Mitos, leyendas y miles de cuentos son los que se han transmitido de generación en generación sobre el origen de las cuevas de Zugarramurri, en Navarra.

Tierra de tradiciones arraigadas y escondedora de un misterio que recoge a propios y extraños en un halo mágico en el que incluso los agnósticos se sienten envueltos en él, os presentamos esta obra de la naturaleza, que no podeis dejar de conocer.

Una ruta a través de la geografía navarra en donde además de poder sentiros como en un cuento de hadas entre el impresionante paisaje, podréis disfrutar de los buenos vinos y platos que gozan de denominación de origen.

Situadas en el Pirineo occidental, una vez pasado el valle de Baztán, muy cerca de Francia, están estas cuevas. Conocido como el pueblo de las brujas, en el que el misterio y la fantasía son los protagonistas del ambiente, es el lugar que alberga este tesoro natural.

La cueva tiene unas dimensiones aproximadas de 400 metros y se pueden visitar hasta el que cae el día. No existen estalactitas ni estalagmitas, ni tan siquiera su atractivo existe porque haya maravillosas pinturas rupestres, lo que llama la atención de este sitio es un halo mágico que las rodea por haber sido hasta el siglo XVII un lugar en el que se llevaban a cabo akelarres, reuniones paganas, danzas en torno a hogueras y orgías a la bajo la luna.

Situadas junto al arroyo Olabidea, que nace del infierno, según la leyenda, era el lugar escogido para hacer reuniones en donde se invocaba a Satán. Más de cuarenta personas fueron acusadas de realizar pócimas y hechizos y el inquisidor Valle -Alvarado los juzgó haciendo que sus cuerpos fuesen quemados en la entrada de la cueva. Hoy , podemos conocer los nombres de los brujos, gracias a una placa que se encuentra en la entrada de la misma.

Todos los 18 de Agosto, cuando finalizan las fiestas patronales esta historia se conmemora celebrando el tradicional zikiro jate, que es una gran comida a la que acuden más de 800 personas a saborear un cordero asado en estacas.

Las siguientes cuevas embrujadas son las Cuevas de Urdazubi Urdax y la de Sara, entre senderos infranqueables que antaño fueron los caminos de contrabandistas, son miles las historias que se cuentan entorno a este paisaje.

Sí no te da miedo introducirte en un halo de magia y misterio sin conocer la certeza o no de lo que te cuentan, realiza esta ruta encantada y sé tu mismo quien considere si las brujas estuvieron o no en estos fantásticos lugares.