¡Nos vamos de turismo a la capital!

Siempre os proponemos complementos para viajar, ferias de viajes, destinos familiares e individuales y  viajes de ensueño en lugares a los que no se puede llegar en coche o transporte público. Seguro que has hecho multitud de expediciones y te conoces con los ojos cerrados capitales como Londres, París, Berlín, Viena, Amsterdam, Atenas o Lisboa. Pero… ¿conoces Madrid?

Ciudad cuyos habitantes son conocidos como gatos y gatas, no porque arañen sino por su habilidad a la hora de asaltar una fortaleza enemiga cuando se vieron en la tesitura hace muchos siglos y la gente los confundió con estos animales domésticos.

Sin desviarnos de tema, son miles los rincones, museos, teatros, palacios, calles y restaurantes por los que puedes pasar, quedándote prendado con la estética, belleza y simpatía de sus lugares y gente.

Cita obligada es empaparte de la cultura que esconden sus museos: el Museo del Prado, el Reina Sofía, el Thyssen, el Sorrolla o el de América. Un paseo por cualquiera de sus palacios y monasterios es una opción relajante, por no decir que es un auténtico regalo para la vista: Monasterio de las Descalzas Reales, Palacio de El Pardo o el mismísimo Palacio Real. Si por algo se caracteriza también es por sus innumerables obras de teatro, espectáculos y musicales por ver: Teatro Nuevo Apolo, Reina Victoria, Bellas Artes, Calderón, La Latina o Alcázar. Y si te gusta el futbol, no vas a tener una ocasión mejor para visitar el Estadio Santiago Bernabéu, donde poder ver, de primera mano, el terreno de juego donde muchos jugadores se dejan “la vida” en él.

Si quieres moverte por toda la capital, no te faltan alternativas si no te quieres llevar tu coche, que siempre supone un incordio para poder aparcar en pleno centro sin tener que dejar el bolsillo pelado. Trenes, metro, autobuses, taxis, bicicletas y motos, e incluso alquiler de coches y limusinas estarán a tu alcance en cuento pises la zona madrileña.

En lo que respecta a la cultura gastronómica, las tapas es una tradición muy arraigada de la ciudad. Por regla general, cualquier bar o tasca que frecuentes, te pondrá una copa de vino de la zona o una jarrita fresca de cerveza con el acompañamiento ideal: tostas, pinchos, cazuelas y las famosas croquetas de bacalao, uno de los manjares más típicos de la capital. Los bares más conocidos que ofertan una amplia variedad de sabores y distinguidas tapas son La Ardosa, Casa Labra, Melos o La Dolores, entre otros muchos.

Y no puedes irte sin visitar la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, el Parque del Retiro, el Banco de España, la Puerta de Alcalá, o visitar Aranjuez y Alcalá de Henares que en tren se llega en 20 minutos desde el centro.

La ciudad regala cultura, gastronomía, historia, ocio y mucha diversión. Por tantas razones no puedes dejar de visitar Madrid siempre que puedas y más con las la guía rápida que te hemos preparado.