Realiza la Ruta de la Brujería por tierras navarras

Mitos, leyendas y miles de cuentos son los que se han transmitido de generación en generación sobre el origen de las cuevas de Zugarramurri, en Navarra.

Tierra de tradiciones arraigadas y escondedora de un misterio que recoge a propios y extraños en un halo mágico en el que incluso los agnósticos se sienten envueltos en él, os presentamos esta obra de la naturaleza, que no podeis dejar de conocer.

Una ruta a través de la geografía navarra en donde además de poder sentiros como en un cuento de hadas entre el impresionante paisaje, podréis disfrutar de los buenos vinos y platos que gozan de denominación de origen.

Situadas en el Pirineo occidental, una vez pasado el valle de Baztán, muy cerca de Francia, están estas cuevas. Conocido como el pueblo de las brujas, en el que el misterio y la fantasía son los protagonistas del ambiente, es el lugar que alberga este tesoro natural.

La cueva tiene unas dimensiones aproximadas de 400 metros y se pueden visitar hasta el que cae el día. No existen estalactitas ni estalagmitas, ni tan siquiera su atractivo existe porque haya maravillosas pinturas rupestres, lo que llama la atención de este sitio es un halo mágico que las rodea por haber sido hasta el siglo XVII un lugar en el que se llevaban a cabo akelarres, reuniones paganas, danzas en torno a hogueras y orgías a la bajo la luna.

Situadas junto al arroyo Olabidea, que nace del infierno, según la leyenda, era el lugar escogido para hacer reuniones en donde se invocaba a Satán. Más de cuarenta personas fueron acusadas de realizar pócimas y hechizos y el inquisidor Valle -Alvarado los juzgó haciendo que sus cuerpos fuesen quemados en la entrada de la cueva. Hoy , podemos conocer los nombres de los brujos, gracias a una placa que se encuentra en la entrada de la misma.

Todos los 18 de Agosto, cuando finalizan las fiestas patronales esta historia se conmemora celebrando el tradicional zikiro jate, que es una gran comida a la que acuden más de 800 personas a saborear un cordero asado en estacas.

Las siguientes cuevas embrujadas son las Cuevas de Urdazubi Urdax y la de Sara, entre senderos infranqueables que antaño fueron los caminos de contrabandistas, son miles las historias que se cuentan entorno a este paisaje.

Sí no te da miedo introducirte en un halo de magia y misterio sin conocer la certeza o no de lo que te cuentan, realiza esta ruta encantada y sé tu mismo quien considere si las brujas estuvieron o no en estos fantásticos lugares.