Aplicaciones de lujo

En el mundo de las aplicaciones también ocurre eso de “ojala tuviera dinero para tener esto”. En este caso, hay que decir, que no tiene nada que ver con el precio de la aplicación pero si tiene una gran relación. Y es que aquí también hay clase, y hay ciertas cosas que una persona de a pie no puede utilizar. Bueno, en realidad si puede, otra cosa es que solo nos sirva para ponernos los dientes largos.

Y es que compañías como Apple o Android piensan en todos los mercados y el de los millonarios y pudientes no podría ser menos. Por ello se han creado numerosas aplicaciones en las que podemos pujar por cuadros, alquilar pisos de lujo, desayunar en Tiffanys, etc. Pero, hoy, a través de estas organizaciones, y solo por eso, por ponernos los dientes largos, vamos a organizaros un viaje para multimillonarios a través de las aplicaciones.

Lo primero de todo es buscar el lugar al que queremos ir. Las Vegas, el Principado de Mónaco, una ruta por Los Ángeles…cualquier lugar con glamour nos es válido. Para ello contamos con Inspirato with American Express. Es una aplicación en la que encontramos los destinos más paradisiacos. Y no solo eso, dentro de estos lugares, también nos muestra los mejores establecimientos en los que pasar la noche.

blackjet

Una vez elegido nuestro destino, buscamos la manera de desplazarnos. Y no, no lo haremos con BlaBlaCar, ni utilizaremos aplicaciones para buscar la gasolinera más barata. Utilizaremos BlackJet. A través de él, podremos alquilar un avión privado. Solo la inscripción, sin contar el precio del vuelto, son 200 euros. Una ganga. La comodidad, al fin y al cabo, no se compra con dinero.

Una vez que hayamos viajado, dormidos en nuestro avión privado alquilado en BlackJet, despertamos, y estamos en el mundo real. En nuestro piso de 90 metros cuadrados y organizando un viaje con nuestra pareja a un hostal con desayuno incluido y con otra pareja de amigos para que nos salga más barato.

Lo que está claro, es que incluso la tecnología entiende de clases. Eso sí, hay algo que no entiende de clases, tengas el dinero que tengas, las aplicaciones hacen por nosotros lo que tanta pereza nos da: organizar un viaje.