La Ruta de Don Quijote en el centenario de la muerte de Cervantes

8748624391_d5fb321cc2_z

Foto: Diógenes 😉 (Flickr)

El año 2016 está siendo celebrado el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, creador de una de las obras más conocidas de la literatura universal, El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.  Y que mejor forma de rendir un homenaje al escritor que recorrer en autocaravana la Ruta de Don Quijote, un recorrido por los lugares en los que supuestamente tuvieron lugar las andanzas del icónico personaje literario que puso a Castilla la Mancha en el mapa mundial.

Son dos los recorridos que se pueden realizar en función del tiempo y las ganas que tengamos, pudiéndose hacer el que recomienda el Patronato de Turismo de Castilla La Mancha, de más de 2.500 kilómetros y que pasa por 148 municipios, o bien recorrer una versión reducida, pensada para recorrer en caravana, que pasa únicamente por los lugares más emblemáticos de la novela y que reduce el número de kilómetros hasta los 600.

La ruta comienza en la ciudad de Toledo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Un ciudad con una enorme cantidad de edificios, monumentos y rincones que visitar, recomendándose la visita al mirador del Valle, que ofrece una visión completa de la localidad. El recorrido continua por tierras manchegas pasando por Nambroca, el castillo de Alminocid de Toledo y las ruinas del castillo de Peñas Negras, en Mora, hasta llegar a la localidad de Tembleque, con una de las plazas más espectaculares de toda Castilla La Mancha.

En la localidad de Campo de Criptana, en tierras de Ciudad Real, llegamos a uno de los lugares más representativos de la novela. El lugar donde el hidalgo confundió los tradicionales molinos de viento con gigantes a los que derrotar. La imagen de estos molinos centenarios se ha convertido en uno de los símbolos de la comarca y los diez molinos conservados se mantienen en buen estado y se continúan usando como museos.

A tan sólo 18 kilómetros de Campo de Criptana se encuentra una de la localidad de El Toboso, hogar de Dulcinea, el gran amor del protagonista de la novela. Es de obligada visita el Museo Cervantino donde se exponen ejemplares antiguos del libro.
La ruta continua hacia Ossa de Montiel, lugar donde se encuentra la cueva de Montesinos donde Don Quijote desciende a través del tiempo, y el Castillo de Rochafrida.

El camino continúa hacía Villamanrique y pasa por el castillo de Montizón hasta llegar a las tierras de Valdepeñas, donde hay una iglesia de Trinitarios y se pueden disfrutar de los famosos vinos con denominación de origen de la zona.
Siguiendo el recorrido del rio Acer llegamos a Almagro, un importante enclave histórico-artístico que merece ser visitado, especialmente el impresionante Corral de las Comedias y su Plaza Mayor, y donde a pocos kilómetros se puede alcanzar el Parque Nacional Tablas de Daimiel, uno de los más importantes de toda España.

La siguiente parada lleva hasta Puertollano, localidad minera que conserva gran parte de las edificaciones industriales y que da paso hacia los campos de Calatrava, con localidades como Calzada de Calatrava, cuyo hijo predilecto fue nombrado el director de cine Pedro Almodovar y donde se puede ver el impresionarte castillo de Salvatierra construido sobre una fortaleza musulmana.

El punto final de la ruta en autocaravana se encuentra en Argamasilla de Alba, supuestamente el famoso lugar de cuyo nombre no quiso acordarse Cervantes, y donde está la cueva de Medrano que sirvió de prisión para el escritor y donde se dice que empezó a escribir su gran obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>