Consejos para viajar en coche con niños

Los largos viajes en coche pueden suponer una experiencia muy aburrida y desagradable para personas de todas las edades.

Las largas horas sentado, sin demasiadas actividades para realizar son muchas veces un calvario para las personas más inquietas o para aquellos con dificultad para dormir en los trasportes, y toda esa sensación de malestar se multiplica cuando se trata de niños pequeños.

Para ellos puede llegar a ser una verdadera tortura. El estar encerrados durante horas les puede llegar a saturar, lo que pude convertir el resto del viaje en una pesadilla también para los adultos.

Para intentar que el trayecto se les pase lo más rápido posible, disfrutándolo en la medida de los posible, vamos a dar una serie de consejos para poner en practica durante el próximo viaje en familia.

Aprovecha la tecnología

Las nuevas tecnologías como tablets o portátiles han sido muchas veces demonizadas por el efecto que crean en los más pequeños, muchas veces completamente mente absortos en pantallas durante horas y horas. Como con casi todo, el problema no es el aparato en sí, si no el uso que se le da. En situaciones de viajes largos puede ser un excelente entretenimiento, pudiendo incluso resultar didáctico dependiendo del contenido que vean. Lo importante es controlar esos contenidos y el tiempo que lo utilizan, ya que en exceso les hiperactivará creándoles dificultades para dormir, entre otras.

Actividades en familia

Puede resultar arcaico, pero los tradicionales juegos como el veo veo o contar un cuento puede suponer un enorme beneficio para los niños. El que los pequeños conozcan las aventuras de personajes fantásticos y comenten en familia las hazañas de estos hace que comiencen a comprender poco a poco el mundo e interioricen las diferentes moralejas que suelen concluir las historias. Por otro lado, los juegos en les que participa toda la familia no sólo les entretiene durante un tiempo, si no que también favorece la comunicación y la confianza.

Realizar paradas frecuentes

El hecho de parar de vez en cuando a descansar, estirar las piernas y cambiar de postura es extremadamente beneficioso para todos, pero los niños lo suelen agradecer más, al ser normalmente más inquietos. Hacer descansos frecuentes en los que comer algo y darles tiempo a jugar y correr es la mejor opción para hacer que se cansen un poco y de vuelta a la carretera se duerman durante un tiempo.

Elige bien las horas de viaje

Normalmente es recomendable evitar las horas más calurosas del día, al mediodía. Comenzar el trayecto durante la madrugada es una buena opción para ello, al aprovechar además las horas de sueño de los niños y lograr que pasen el mayor tiempo posibles dentro del coche durmiendo.
Por otro lado también puede llegar a ser contraproducente si no se respetan los horarios de descanso de los pequeños, ya que un cambio brusco les puede hacer perder el sueño y convertirlos en pequeños demonios irritables y nerviosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>