Haz el viaje perfecto gracias a las aplicaciones móviles

Desde hace algunos años a esta parte, ha cambiado la forma de contratar nuestros viajes. Atrás quedaron las reuniones con los comerciales en las agencias de viajes negociando qué hotel nos convenía más o que vuelo era el más económico. Pero incluso, los ordenadores se han quedado obsoletos en cuanto a las reservas de viajes se refiere.

Ahora el instrumento más utilizado para contratar hoteles, trenes, o billetes de avión son los dispositivos móviles y las tablets. Aunque hay que remontarse hasta hace algunos años (4 ó 5 aproximadamente) para ver que la explosión definitiva llegó con la aparición de los smartphones y sus revolucionarias aplicaciones que supusieron un boom en el mundo de la tecnología.

Son miles las que podemos encontrar en los teléfonos móviles y dirigidas a todos los públicos: para los más tradicionales están las que conservan el formato original de las páginas webs, con fotos, comentarios, vídeos… y para los más avanzados, las que nos consiguen el vuelo más barato y la reserva hotelera más económica. Las más destacadas en este aspecto son  Skyscanner, aplicación que compara rápidamente más de 1.000 compañías aéreas. Es completamente gratuita y está disponible para todas las plataformas; o Really Late Booking, destinada especialmente para los más olvidadizos y dejados a la hora de contratar sus viajes. Te permitirá hacer reservas de última hora obteniendo descuentos de hasta el 70%.

skyscanner

Pero para que tu viaje sea inolvidable existen otras curiosas aplicaciones como la de Primeros auxilios, por si tienes problemas con picaduras o golpes de calor, o Vocre, una especie de micrófono traductor que debemos encender cuando nos hable una persona en otro idioma y que nos traduce lo que nos está diciendo. También hay otras que localizan nuestro móvil o Tablet si lo perdemos o que nos ayudan a encontrar el restaurante más rentable en la comparación calidad-precio.

Este tipo de aplicaciones que en muchas ocasiones pensamos que solo sirven como diversión o como curiosidad son las que hacen que nuestro viaje sea totalmente perfecto.

Ahorra combustible antes de salir de casa

Si hay algo que preocupa a los españoles en los últimos años a la hora de rascarnos el bolsillo es el precio del combustible. Y es que repostar nuestro vehículo está más caro que nunca. Antes, rellenar un depósito de un coche solía salirnos por unos 50 euros. Ahora, con ese dinero, solo llenamos coches con el tanque muy pequeño, mientras que uno grande nos sale por cerca de 80 euros.

precios

Ante esta situación, son muchas las personas que han decidido lanzarse al mundo del emprendimiento a través de aplicaciones en las que podamos ver que gasolinera de nuestro alrededor es más barata. De esta forma nos ahorramos parar a repostar en la primera que veamos, sin conocer que a apenas dos kilómetros tenemos una en la que el litro nos puede salir cerca de 10 céntimos más barato.

aplicaciónEn España hay numerosas aplicaciones, pero la que destaca por encima de todas es Z-GasoRedux. Nos muestra en cada momento cuales son las gasolineras que hay alrededor del lugar en que nos encontramos y nos va indicando el precio de cada una y la distancia a la que nos encontramos de ella. Las más baratas nos aparecen con el precio más grande. Si te cuesta ver el precio, ni te esfuerces, por mucho que se encuentre a 100 metros la gasolinera. Eso sí, siempre y cuando consideres que tienes combustible suficiente para llegar a otra más barata.

Pese a que esto es lo que te ofrecen todas las aplicaciones de este tipo, por lo que destaca es por su gestor de estadísticas, algo que solamente puedes encontrar en esta. En él nos informa de los kilómetros que podemos recorrer con el repostaje que nos queda, para así calcular hasta donde podemos llegar y donde repostar, la emisión de CO2 de nuestro vehículo y la evolución del precio. Y lo más importante, si le indicamos la ruta que vamos a llevar, nos indica las veces que podemos parar a repostar para que el viaje nos salga más barato. Es decir, nos prepara para que, en lugar de llenar el depósito en la gasolinera más barata de Madrid, le echemos 20 euros para llegar a la gasolinera más barata de Ciudad Real, paremos allí y sea este el lugar donde llenemos nuestro tanque.

Otro de sus puntos fuertes es su precio. Durante las dos primeras semanas puedes probarlo de forma gratuita, después podemos comprarla por menos de 3€. Un precio que puede salir barato si tenemos en cuenta lo que nos podemos ahorrar en gasolina.

 

BlaBlaCar: éxito económico y medioambiental

La difícil situación económica de las familias españolas ha provocado el descenso de los desplazamientos veraniegos de jóvenes y parejas sin niños, así como el aumento del traslado en transportes como el autobús o el tren para aquellos que estudian a cientos de kilómetros de sus domicilios.

Esto hace que en ocasiones debamos retrasar nuestros viajes, o incluso que lo cancelemos debido a la gran ocupación de esos medios de transporte. Eso fue lo que le ocurrió a Frédéric Mazzela al querer regresar a casa en Navidad.

Tras este traspiés, decidió que crear la aplicación BlaBlaCar. De esto hace ya nueve años, y ahora es una de las fórmulas más utilizadas para viajar. Consiste en que la persona o personas que vayan a realizar un viaje pongan en este web con adelanto su destino y las plazas disponibles en su coche. También ponen el precio que deberá pagar quien quiera viajar con ellos. Un precio que en muchas ocasiones puede incluso ser negociable.

imagen blablacar

Esta innovadora aplicación permite que una pareja que viaje, por ejemplo, de Madrid a Cádiz, no gaste 100 euros en gasolina, sino que reparta gastos con otra u otras personas que quieran viajar el mismo día, al mismo lugar y que tuviese que hacerlo en autobús por unos 70 euros, y que gracias a BlaBlaCar puede hacerlo por menos de la mitad.

Y no solo supone un ahorro para el bolsillo, sino también para el medioambiente. Vincent Rosso, country manager de esta compañía aseguró que este uso compartido del vehículo ha evitado la emisión de más de 700.000 toneladas de CO2, lo que supone un gran respiro para la tan castigada naturaleza.

Es la importancia de las nuevas tecnologías. No solo nos ayudan a ahorrar costes, sino que, en ocasiones como estas, también ayudan a la conservación de nuestro entorno. Y la compañía crece. Reciben cinco millones de visitas diarias y el grado de éxito es de un 96%.

Eso sí, en los últimos años, ante tal éxito han surgido otras aplicaciones como amovens.com o conduzco.es. Crece la competencia, pero BlaBlaCar sigue siendo el número uno en este nuevo mercado.

 

Turismo y redes sociales: el ejemplo de Cuenca

En nuestros días, la importancia de las redes sociales es capital.  En España el 80% de los usuarios utilizan las tres redes más importantes en Internet: Tuenti, Facebook y Twitter.

Es precisamente la página del pajarito la que más está creciendo en los últimos años. Un hecho que puede ser aprovechado por determinadas ciudades como una nueva aplicación para promocionar el turismo. Una táctica promocional que ya ha utilizado Cuenca.

La ciudad castellano manchega ha conseguido en dos ocasiones hacer trending topic el hastag #visitaCuenca, la última de ellas el pasado 30 de julio.

Cuenca TT

¿Y qué significa esto? Quiere decir que durante unos minutos, Cuenca se situó entre las más nombradas de la red social y en todo el mundo pudieron ver fotografías de las Casas Colgadas, de sus fiestas o su casco histórico. Un
a oportunidad histórica para llegar a todos los rincones. No sabemos si por ello o no, la ciudad ha visto como aumentaba el número de turistas en estos últimos dos meses.

Eso sí, como todo pensamiento innovador, la idea tuvo sus fallos. El mayor de ellos es que de los más de 10.000 retuits y menciones que tuvo #visitaCuenca ese día, la gran mayoría se hicieron desde la propia provincia conquense o desde la cuenta personal del Community Manager de @visitaCuenca, la cuenta que promovió la promoción. Tan solo unas 500 menciones se hicieron sin tener nada que ver con los nombrados anteriormente.

El otro problema surgió de una anécdota. En Ecuador existe otra ciudad con el mismo nombre, lo que fue aprovechado también por los habitantes de este lugar para promover el turismo en su propia ciudad y hablar de ella.

casas colgadas

Por tanto, podemos ver como Cuenca ha marcado el camino a seguir por otras ciudades. Se puede conseguir aumentar el turismo a través de las redes sociales, simplemente hay que corregir fallos. Y es que en una época de crisis en las que los ayuntamientos carecen de dinero para hacer grandes campañas publicitarias, ¿por qué no aprovechar la utilidad de las redes sociales para ahorrar costes y promover el turismo de tu ciudad?

 

Internet a nivel mundial

La mayor parte del tiempo lo tenemos ocupado con el trabajo o los estudios y la vida social, y en muchos casos, con las tres a la vez. No nos queda mucho tiempo para viajar y visitar a aquellos amigos o familiares que están fuera o para que nos visiten a nosotros.

Tanto las redes sociales como las nuevas plataformas telefónicas online nos facilitan el trabajo para comunicarnos de manera sencilla, rápida e instantánea con todos los que están lejos.

Concretamente, la red social de Mark Zuckerberg ha conseguido conectar a más de mil millones de personas en todo el mundo, pero aún le faltan 5.000. La mayoría de estas personas no están conectadas a la red social porque no tienen acceso a Internet.

Internet para todo el mundo

Por ello, la empresa ha anunciado la alianza con Samsung, Qualcomm, Ericsson, Nokia, Opera y MediaTek para promover la conexión en los lugares donde aún no llega, según ha publicado el diario digital El País. “Me interesa porque creo que es uno de los grandes retos de nuestra generación. He hecho un plan y Facebook, así como la industria de la tecnología, se suman para conectar a estos 5.000 millones de personas”.

Los gigantes tecnológicos, Microsoft y Google, han presentado dos proyectos para que los lugares donde no es tan fácil acceder a la red puedan, por lo menos, intentarlo. El primero pretende utilizar frecuencias del espectro audiovisual en desuso para dar Internet; y el segundo, quiere hacerlo posible a través del uso de globos aerostáticos.