La Ruta de Don Quijote en el centenario de la muerte de Cervantes

8748624391_d5fb321cc2_z

Foto: Diógenes 😉 (Flickr)

El año 2016 está siendo celebrado el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, creador de una de las obras más conocidas de la literatura universal, El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.  Y que mejor forma de rendir un homenaje al escritor que recorrer en autocaravana la Ruta de Don Quijote, un recorrido por los lugares en los que supuestamente tuvieron lugar las andanzas del icónico personaje literario que puso a Castilla la Mancha en el mapa mundial.

Son dos los recorridos que se pueden realizar en función del tiempo y las ganas que tengamos, pudiéndose hacer el que recomienda el Patronato de Turismo de Castilla La Mancha, de más de 2.500 kilómetros y que pasa por 148 municipios, o bien recorrer una versión reducida, pensada para recorrer en caravana, que pasa únicamente por los lugares más emblemáticos de la novela y que reduce el número de kilómetros hasta los 600.

La ruta comienza en la ciudad de Toledo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Un ciudad con una enorme cantidad de edificios, monumentos y rincones que visitar, recomendándose la visita al mirador del Valle, que ofrece una visión completa de la localidad. El recorrido continua por tierras manchegas pasando por Nambroca, el castillo de Alminocid de Toledo y las ruinas del castillo de Peñas Negras, en Mora, hasta llegar a la localidad de Tembleque, con una de las plazas más espectaculares de toda Castilla La Mancha.

En la localidad de Campo de Criptana, en tierras de Ciudad Real, llegamos a uno de los lugares más representativos de la novela. El lugar donde el hidalgo confundió los tradicionales molinos de viento con gigantes a los que derrotar. La imagen de estos molinos centenarios se ha convertido en uno de los símbolos de la comarca y los diez molinos conservados se mantienen en buen estado y se continúan usando como museos.

A tan sólo 18 kilómetros de Campo de Criptana se encuentra una de la localidad de El Toboso, hogar de Dulcinea, el gran amor del protagonista de la novela. Es de obligada visita el Museo Cervantino donde se exponen ejemplares antiguos del libro.
La ruta continua hacia Ossa de Montiel, lugar donde se encuentra la cueva de Montesinos donde Don Quijote desciende a través del tiempo, y el Castillo de Rochafrida.

El camino continúa hacía Villamanrique y pasa por el castillo de Montizón hasta llegar a las tierras de Valdepeñas, donde hay una iglesia de Trinitarios y se pueden disfrutar de los famosos vinos con denominación de origen de la zona.
Siguiendo el recorrido del rio Acer llegamos a Almagro, un importante enclave histórico-artístico que merece ser visitado, especialmente el impresionante Corral de las Comedias y su Plaza Mayor, y donde a pocos kilómetros se puede alcanzar el Parque Nacional Tablas de Daimiel, uno de los más importantes de toda España.

La siguiente parada lleva hasta Puertollano, localidad minera que conserva gran parte de las edificaciones industriales y que da paso hacia los campos de Calatrava, con localidades como Calzada de Calatrava, cuyo hijo predilecto fue nombrado el director de cine Pedro Almodovar y donde se puede ver el impresionarte castillo de Salvatierra construido sobre una fortaleza musulmana.

El punto final de la ruta en autocaravana se encuentra en Argamasilla de Alba, supuestamente el famoso lugar de cuyo nombre no quiso acordarse Cervantes, y donde está la cueva de Medrano que sirvió de prisión para el escritor y donde se dice que empezó a escribir su gran obra.

Circuito Imperial express

El circuito imperial europeo es como se denomina al recorrido Praga-Viena-Budapest. Este itinerario de viaje, gracias a la buena conexión y cercanía de las tres ciudades es muy común, y te ofrece la opción de conocer tres de las ciudades más bonitas del viejo continente. Cultura, legado arquitectónico y una infinidad de museos que visitar te están esperando. Hoy te aconsejamos que es imprescindible que visites en cada una cuando tienes poco tiempo:

Praga

Fuente: Alex RVD

Fuente: Alex RVD

Lo común es comenzar por Praga. En esta ciudad hay tantas cosas que es imposible ver todo. Si vas a estar poco tiempo, hay tres lugares que son imprescindibles:

El Reloj Astronómico:

Data de 1490 y es el reloj medieval más famoso del mundo. Situado en la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, encontrarás uno de los diseños de reloj más curiosos e inolvidables.

Catedral de San Vito:

Situada en el interior del Castillo de Praga, el mayor exponente del Gótico en Praga se construyó a lo largo de tres siglos. Con una de las vidrieras más impresionantes de Europa, sube a su torre si quieres disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Puente de Carlos:

30 estatuas colocadas a lo largo de los 500 metros que conectan la Ciudad Vieja con Malá Strana. Un recorrido inigualable que si haces bajo la luz del atardecer será mágico

Viena

Fuente: Miguel Díaz

Fuente: Miguel Díaz

Dicen que Viena engancha, que tiene algo que siempre te hace querer volver. Al igual que Paraga, hay tantos lugares para visitar que es casi imposible elegir sólo unos pocos. Hoy intentamos reducir esta lista al mínimo con estos tres lugares:

Ópera de Viena:

No puedes ir a la Viena y no visitar la ópera más famosa del mundo. Puedes hacer una visita guiada por su interior (son bastante económicas) pero lo que te recomendamos es que antes de alguna de las obras hagas cola y compres una entrada por tres o cuatro euros. Podrás ver una Ópera (de pie, pero mejor que nada) y ver el edificio a tu aire.

Prater:

El parque de atracciones más antiguo del mundo y su gran famosa noria te están esperando. Pasea entre las atracciones, los restaurantes y las casetas. Es un lugar tan especial y divertido que si no estas atento no te irás antes de que amanezca.

Palacio de Schönbrunn:

Visita imprescindible a uno de los lugares más impresionantes de la ciudad. Sus estancias, el museo, los jardines, su laberinto… una interminable lista de cosas que ver sin salir de allí. Nunca lo olvidarás.

Budapest

Fuente: Moyan Brenn

Fuente: Moyan Brenn

Dicen que la ciudad más hermosa del Danubio, y que mejor que esta para terminar el circuito imperial. Aquí sus tres visitar obligatorias.:

El Parlamento:

El Parlamento de Budapest es su edificio más representativo. Sobrecogedor tanto por dentro como por fuera, no puedes dejar de visitar el tercer parlamento más grande del mundo.

Castillo de Buda:

No sólo el edificio tiene una belleza indiscutible, si no que en su interior alberga la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Szèchenyi. No hace falta decir más.

Puente de las Cadenas:

Ha tenido que ser construido dos veces (en la II Guerra Mundial terminó destrozado) pero mereció la pena sólo por las increíbles vistas que te regala de noche.

Sabemos que el itinerario se queda corto. Si van a poder estar un tiempo en cada ciudad infórmate bien ¡No te imaginas todas las cosas que tienes para ver!

¿Viajamos juntos?

Si estás cansado de hacer largas colas para conseguir un asiento de mala muerte en el bus o tren, quieres ahorrarte unos eurillos para poder llegar a tu destino y, además, como buen ciudadano quieres contribuir a reducir las emisiones de CO2, el carpooling o la práctica de compartir coche con gente desconocida pero muy maja, es tu vía de escape.

Son cada vez los portales que agilizan este tipo de servicio como Bla Bla Car, Carpooling, Compartir.org, Comparte Viaje, Con mi coche o Road Sharing.

Esta  Semana Santa ha crecido un 270% el uso de coche compartido en España, lo que supone multiplicar por tres la oferta de desplazamientos bajo esta modalidad respecto a una semana normal. “Durante las dos semanas previas al inicio de Semana Santa en 2012 se publicaron 2.415 viajes en nuestra página web pública, y este año ya hay registrados 8.964 para viajar con motivo de estas fechas”, según ha declarado Carlos Velarde, responsable de comunicación de Amovens.com, otra de las compañías encargadas de facilitar estos servicios.

Además, el carpooling es una práctica que no beneficia sólo al trabajador, ya que la web también desvela que una empresa de 1.000 empleados en la que un 5% de la plantilla compartiera coche con otros dos compañeros, a una distancia de 20 km de su casa, ahorraría 75.000 euros y evitaría más de 70 toneladas de CO2 al año.

Y de cara a la Semana Santa es una alternativa muy favorable para el bolsillo. Entonces… ¿Viajamos juntos?

El libro, el mejor compañero del viajero

Si realizas un viaje en compañía de amigos o familia, genial. En cambio si has decidido, por circunstancias de la vida, emprender tu camino sólo…qué mejor compañía que la de un libro. No hay nada como sumergirse en las grandes aventuras de auténticos escritores. Paul Auster, Paulo Coelho,  Gabriel García Márquez, Alejandro Dumas, Emily Brönte, Tolkien, Jane Austen, Franz Kafka, Stephen King, Victor Hugo, Ana María Matute, Umberto Eco o Tony Morrison.

Si por el contrario, aún no puedes realizar ese viaje que tanto deseas, siempre puedes recurrir a esos grandes viajeros que han decidido contarnos sus experiencias  y acercarnos de este modo, a lugares recónditos que igual nunca llegamos a ver. Entre todos ellos, te hemos hecho una pequeña lista para que vayas probando.

Uno de los más grandes dentro del mundo periodístico y literario es el bielorruso Ryszard Kapuscinski. Ensayista, periodista y escritor tiene libros tan buenos como ‘Viajes con Herodoto’, un libro de difícil clasificación que te trasladará a La India de los años cincuenta; ‘Ébano’, donde conocerás a fondo el continente africano; o ‘El Imperio’, un largo viaje que emprende entre 1989 y 1991 por los vastos territorios de la Unión Soviética.

Otro autor conocido por sus viajes es Józef Konrad, un novelista de origen polaco cuyas obras fueron escritas en inglés. Su libro más famoso es ‘El corazón de las tinieblas’, un relato que gira en torno a un viaje por el río del Congo. Además, su relación con España fue muy curiosa, ya que una breve escala en el Occidente de Asturias, probablemente en el puerto de Cudillero, hizo que quedara constancia de ello en un cuento titulado La posada de las dos brujas’.

Con una personalidad muy fuerte, Ella Maillart realizó innumerables viajes a la Unión Soviética, China, Kashmir, La India, Afganistán o distintas zonas de Asia central. Desde muy pequeña empieza su pasión por los libros de aventuras y por los mapas. Entre sus libros, te propongo Oasis Interdites’ y Vagabonde des mers’.

El escritor, fotógrafo, iconográfico y viajero suizo Nicolas Bouvier empezó a soñar con viajar por todo el mundo desde muy pequeño con las muchas lecturas de viaje que se comía. Fue a partir de ese momento cuando se dio cuenta de que quería conocer mundo y poder darlo a conocer a través de sus novelas. Entre ellas, ‘El Pez Escorpión’ con el que recibió el Premio Alpes-Jura y el Premio de la Crítica.

Y para dejaros con buen sabor de boca, es obligado hablaros de Paul Theroux. Estadounidense de nacimiento, el escritor comenzó su andadura en Italia, para continuar en Malawi y Uganda o Singapur y Reino Unido. Su libro más logrado es ‘El gran bazar del ferrocarril’, un diario de viaje sobre una travesía en tren desde el Reino Unido hasta Japón, atravesando distintos países europeos.

Además te proponemos varias páginas en las que podrás comprar todos los libros de viajes que quieras. La Casa del Libro o la , son algunas de ellas.

Realiza la Ruta de la Brujería por tierras navarras

Mitos, leyendas y miles de cuentos son los que se han transmitido de generación en generación sobre el origen de las cuevas de Zugarramurri, en Navarra.

Tierra de tradiciones arraigadas y escondedora de un misterio que recoge a propios y extraños en un halo mágico en el que incluso los agnósticos se sienten envueltos en él, os presentamos esta obra de la naturaleza, que no podeis dejar de conocer.

Una ruta a través de la geografía navarra en donde además de poder sentiros como en un cuento de hadas entre el impresionante paisaje, podréis disfrutar de los buenos vinos y platos que gozan de denominación de origen.

Situadas en el Pirineo occidental, una vez pasado el valle de Baztán, muy cerca de Francia, están estas cuevas. Conocido como el pueblo de las brujas, en el que el misterio y la fantasía son los protagonistas del ambiente, es el lugar que alberga este tesoro natural.

La cueva tiene unas dimensiones aproximadas de 400 metros y se pueden visitar hasta el que cae el día. No existen estalactitas ni estalagmitas, ni tan siquiera su atractivo existe porque haya maravillosas pinturas rupestres, lo que llama la atención de este sitio es un halo mágico que las rodea por haber sido hasta el siglo XVII un lugar en el que se llevaban a cabo akelarres, reuniones paganas, danzas en torno a hogueras y orgías a la bajo la luna.

Situadas junto al arroyo Olabidea, que nace del infierno, según la leyenda, era el lugar escogido para hacer reuniones en donde se invocaba a Satán. Más de cuarenta personas fueron acusadas de realizar pócimas y hechizos y el inquisidor Valle -Alvarado los juzgó haciendo que sus cuerpos fuesen quemados en la entrada de la cueva. Hoy , podemos conocer los nombres de los brujos, gracias a una placa que se encuentra en la entrada de la misma.

Todos los 18 de Agosto, cuando finalizan las fiestas patronales esta historia se conmemora celebrando el tradicional zikiro jate, que es una gran comida a la que acuden más de 800 personas a saborear un cordero asado en estacas.

Las siguientes cuevas embrujadas son las Cuevas de Urdazubi Urdax y la de Sara, entre senderos infranqueables que antaño fueron los caminos de contrabandistas, son miles las historias que se cuentan entorno a este paisaje.

Sí no te da miedo introducirte en un halo de magia y misterio sin conocer la certeza o no de lo que te cuentan, realiza esta ruta encantada y sé tu mismo quien considere si las brujas estuvieron o no en estos fantásticos lugares.