Circuito Imperial express

El circuito imperial europeo es como se denomina al recorrido Praga-Viena-Budapest. Este itinerario de viaje, gracias a la buena conexión y cercanía de las tres ciudades es muy común, y te ofrece la opción de conocer tres de las ciudades más bonitas del viejo continente. Cultura, legado arquitectónico y una infinidad de museos que visitar te están esperando. Hoy te aconsejamos que es imprescindible que visites en cada una cuando tienes poco tiempo:

Praga

Fuente: Alex RVD

Fuente: Alex RVD

Lo común es comenzar por Praga. En esta ciudad hay tantas cosas que es imposible ver todo. Si vas a estar poco tiempo, hay tres lugares que son imprescindibles:

El Reloj Astronómico:

Data de 1490 y es el reloj medieval más famoso del mundo. Situado en la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, encontrarás uno de los diseños de reloj más curiosos e inolvidables.

Catedral de San Vito:

Situada en el interior del Castillo de Praga, el mayor exponente del Gótico en Praga se construyó a lo largo de tres siglos. Con una de las vidrieras más impresionantes de Europa, sube a su torre si quieres disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Puente de Carlos:

30 estatuas colocadas a lo largo de los 500 metros que conectan la Ciudad Vieja con Malá Strana. Un recorrido inigualable que si haces bajo la luz del atardecer será mágico

Viena

Fuente: Miguel Díaz

Fuente: Miguel Díaz

Dicen que Viena engancha, que tiene algo que siempre te hace querer volver. Al igual que Paraga, hay tantos lugares para visitar que es casi imposible elegir sólo unos pocos. Hoy intentamos reducir esta lista al mínimo con estos tres lugares:

Ópera de Viena:

No puedes ir a la Viena y no visitar la ópera más famosa del mundo. Puedes hacer una visita guiada por su interior (son bastante económicas) pero lo que te recomendamos es que antes de alguna de las obras hagas cola y compres una entrada por tres o cuatro euros. Podrás ver una Ópera (de pie, pero mejor que nada) y ver el edificio a tu aire.

Prater:

El parque de atracciones más antiguo del mundo y su gran famosa noria te están esperando. Pasea entre las atracciones, los restaurantes y las casetas. Es un lugar tan especial y divertido que si no estas atento no te irás antes de que amanezca.

Palacio de Schönbrunn:

Visita imprescindible a uno de los lugares más impresionantes de la ciudad. Sus estancias, el museo, los jardines, su laberinto… una interminable lista de cosas que ver sin salir de allí. Nunca lo olvidarás.

Budapest

Fuente: Moyan Brenn

Fuente: Moyan Brenn

Dicen que la ciudad más hermosa del Danubio, y que mejor que esta para terminar el circuito imperial. Aquí sus tres visitar obligatorias.:

El Parlamento:

El Parlamento de Budapest es su edificio más representativo. Sobrecogedor tanto por dentro como por fuera, no puedes dejar de visitar el tercer parlamento más grande del mundo.

Castillo de Buda:

No sólo el edificio tiene una belleza indiscutible, si no que en su interior alberga la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Szèchenyi. No hace falta decir más.

Puente de las Cadenas:

Ha tenido que ser construido dos veces (en la II Guerra Mundial terminó destrozado) pero mereció la pena sólo por las increíbles vistas que te regala de noche.

Sabemos que el itinerario se queda corto. Si van a poder estar un tiempo en cada ciudad infórmate bien ¡No te imaginas todas las cosas que tienes para ver!